Inicio / Articulos de Interés / REVISTA VIP CON LOS TIPS PARA ENCONTRAR EL MEJOR COLEGIO EN PUERTO VALLARTA

REVISTA VIP CON LOS TIPS PARA ENCONTRAR EL MEJOR COLEGIO EN PUERTO VALLARTA

La Revista Vip te da los mejores Tips para encontrar el mejor colegio en Puerto Vallarta.

Cómo elegir colegio para los hijos: siete errores de fondo (y una regla de oro)

Miles de padres buscan en estas fechas plaza de colegio para el próximo curso de sus hijos. Ésta elección les condicionará más de lo que piensan. ¿Cómo elegir el centro más adecuado? Señalamos siete errores de fondo que evitar y un consejo imprescindible para acertar con la elección. Después del centro de trabajo, el colegio de los hijos suele ser la institución que más condiciona la vida cotidiana de las familias. El progreso académico sino personal de nuestros hijos depende en buena medida de su integración en la escuela. Será además su primer entorno de socialización y el principal generador de valores, después de los padres.

En esta época, muchos padres primerizos se enfrentan a una decisión más importante de lo que puede parecer. Tres expertos en Educación les muestran los errores de fondo más comunes a la hora de elegir colegio.1. Tomar la decisión en poco tiempo. La relación de los padres con un colegio puede llegar a durar hasta 15 años o más. Hay aspectos que pueden agradar puntualmente (personalidad del director, simpatía del profesorado, determinadas actividades extraescolares, etc) pero otros van a condicionar el día a día (distancia del domicilio, coste económico, sistema pedagógico e ideario del centro…). Tomar una decisión precipitada puede ocasionarnos muchos disgustos, por lo que conviene dedicar tiempo suficiente a pensar y a valorar pros y contras, para no dejarse llevar por impresiones fugaces. Sin embargo, tampoco conviene angustiarse: la elección de colegio nunca es irreversible.2. No pedir consejo a nadie o consultar sólo con determinadas personas.

Muchos padres han pasado por la misma situación tú y tienen experiencias que merece la pena escuchar. Pero ¡ojo!: no te quedes en la anécdota, porque hay tantos casos como alumnos. Procura escuchar un número suficientemente amplio de opiniones para poder confirmar ideas sobre cada centro escolar. Además de la opinión de los padres (especialmente del AMPA), resulta conveniente contar con la valoración de la dirección del centro y, a ser posible, de profesores y personal del colegio.3. Valorar en exceso un solo aspecto de la Educación.

Que un colegio sea privado, amplio, barato, bilingüe, religioso, deportista o excelente desde el punto de vista académico son sólo elementos que, por separado, no deben determinar una decisión tan importante como esta. La educación es un todo. Tener los mejores rankings de selectividad es un indicativo positivo, pero quizá no compense otras carencias educativas (la tasa de fracaso escolar, por ejemplo). No se debe reducir la Educación al mero aprendizaje de unas disciplinas.

Características comunes de padres con hijos exitosos

Por : Alba Caraballo

¿Se puede educar a niños exitosos? No hay ninguna receta que lo asegure al 100%, sin embargo, los padres podemos ayudar a que nuestros hijos consigan sus metas y se conviertan en adultos
brillantes, al menos es lo que dice la psicología. Según los expertos, los niños que destacan por encima de los demás, aquellos que suelen hacer bien aquello que se proponen tienen padres que están cortados por un mismo patrón. En Guiainfantil.com te contamos qué cosas puedes hacer para colaborar en el éxito de tus hijos.

Cómo son los padres de niños con éxito Así son los padres de hijos con éxito:

1. No hacen las tareas de sus hijos: los niños han de aprender que para que el trabajo esté hecho, han de ponerse manos a la obra. Los niños que colaboran en las tareas de casa, los que aprenden a hacerlas y las llevan a cabo, se esfuerzan más, luchan por conseguir sus objetivos y son más empáticos porque saben lo que cuesta hacer las cosas.

2. Enseñan a sus hijos habilidades sociales: la capacidad de socializar, de ser útil para los demás, de entender los sentimientos, de empatizar y cooperar con sus compañeros, son más propensos a conseguir un título universitario y tener un trabajo estable en el futuro que aquellos que tienen habilidades sociales más limitadas.

3. Tienen altas expectativas en sus hijos: lo que esperan los padres sobre los hijos tiene un impacto en ellos. Es el efecto Pigmalión, es decir, lo que una persona espera de otra puede servir para guiarla y predecir su futuro. Si creemos en nuestros hijos y se lo hacemos saber, ellos se sentirán más motivados para lograr sus objetivos.

4. Son padres con altos niveles educativos: los estudios demuestran que los hijos de padres que han terminado la escuela secundaria o la universidad son más propensos a tener hijos que hacen
los mismo.

5. Estimulan a sus hijos en el aprendizaje de las matemáticas: una investigación de la Universidad NorthWestern Greg Duncan afirma que la enseñanza temprana de las matemáticas es una ventaja para los niños ya que el dominio de las habilidades matemáticas ayuda para adquirir innumerables destrezas, entre ellas la lectura.

6. No son sobreprotectores: la hipercrianza o sobreprotección es contraproducente y no ayuda al niño a desarrollar sus propias aptitudes y habilidades para enfrentarse a los retos de la vida.

7. Estimulan el vínculo con sus hijos: los psicólogos explican que los padres que atienden a sus hijos con sensibilidad atención y seguridad les ayudan para que tengan relaciones futuras más sanas y duraderas.

8. No están demasiado estresados: el estrés de los padres afecta a los hijos y además produce un efecto contagio. Ese estrés, frustración o agotamiento de los padres puede ser imitado y adquirido por los hijos impidiéndoles ser más felices.

9. No se hunden ante el fracaso: los padres de hijos que tendrán más éxito asumen los errores y los entienden como un desafío para crecer y hacerlo mejor en otras ocasiones. No ejercen el victimismo, son resistentes y luchadores.

10. Las madres trabajan: según la Escuela de Negocios de Harvard, los niños que crecen con madres que trabajan fuera del hogar tienen más propensión a tener trabajos de supervisión y ganan un 23% más que sus compañeros criados por madres amas de casa.

Cómo detectar si nuestros hijos son víctimas de bullying

Por: Silvia Álava Sordo Psicóloga

Durante la niñez los niños se pelean, en muchas ocasiones se enfadan e incluso se llegan a insultar. No se trata de que esas conductas queden impunes o que no tengan consecuencias, pero tampoco
se pueden confundirlas con el bullying. Para hablar de bullyng, tiene que haber un acoso continuado en el tiempo de un niño hacía otro. No se trata de una pelea puntual, normalmente, el agresor tiene un comportamiento provocador y de intimidación permanente.

*Detectar si el niño sufre bullying
El bullying puede ser sexual, cuando existe un asedio, inducción y abuso sexual; puede tratarse de una exclusión social cuando se ignora, se aísla y se excluye al otro; puede ser psicológico, cuando existe una persecución, intimidación, tiranía, chantaje, manipulación y amenazas al otro; y puede ser físico, cuando se golpea, empuja o se organiza una paliza al acosado.

El acoso escolar tiene como escenario los centros educativos. Como se trata, en su mayoría, de un acoso invisible para los adultos, los profesores difícilmente tendrán conocimiento de lo que está sucediendo a través de los padres. El agresor acosa a la víctima en los baños, en los pasillos, en el comedor, en el patio, reservando sus acciones durante la ausencia de mayores. En algunos casos,
el acoso sobrepasa las paredes del colegio, pasando a ser telefónico e incluso por correo electrónico.

Es importante que los padres mantengan siempre una comunicación abierta y positiva con sus hijos, y con el colegio, de esta forma, conseguiremos que los niños se sientan más seguros y puedan contar a sus adultos de referencia lo que les está pasando.

No obstante, conviene que estemos atentos si detectamos algunas señales en el niño:

1. Cambios en su comportamiento.

2. Cambios de humor, tristeza o irritabilidad.

3. Trastorno en el sueño. Que le cuesta más dormir y suele tener pesadillas.

4. Cambios en los hábitos alimentarios: comen compulsivamente, o les falta el apetito

5. Presentan síntomas psicosomáticos. Frecuentemente tienen dolores de tipo somático como dolor de cabeza o de tripa sin una causa orgánica que lo justifique.

6. Presentan señales físicas. Vigilemos en el caso de que aparezca de forma frecuente con golpes, o rasguños y diga que se ha caído.

7. Rechazo continuado al colegio. Cuando verbalice que no quiere ir al colegio, una y otra vez, especialmente en las tardes de los domingos.

8. Presenta problemas para relacionarse y se aísla. El niño protesta para no acudir a las excursiones o visitas culturales, no quiere relacionarse con sus compañeros y quiere ir acompañado a la entrada y a la salida del colegio.

9. Cambios en su rendimiento escolar. El niño puede empezar a desinteresarse por los estudios. Le faltará no solo interés como también concentración y atención.

*Actitud de los padres frente al acoso escolar de su hijo

Si hemos detectado que nuestro hijo es víctima de acoso, lo primero de todo es no culpabilizarle ni a él ni a nosotros mismos, eso no implica ser peores padres. Es importante que el niño se sienta
seguro y confiado en su casa, que haya un buen clima de confianza donde pueda desahogarse y
contar que le pasa.

Otro paso fundamental será hablar con el colegio, en ocasiones pueden ignorar lo que ocurre porque las agresiones se llevan a cabo en ausencia del adulto. Es importante que el niño cuente con habilidades sociales y con recursos, no solo enfocados a defenderse, sino a mostrarse más seguro. Que aprenda a ser asertivo, a ser capaz de decir lo que el quiere, lo que el piensa, sin imponérselo a los demás, y sabiendo que su opinión es tan válida como la de los demás.

Que aprenda a ignorar al agresor, que no le demuestre que le afecta llorando o enfadándose, sino que le pueda responder con tranquilidad y firmeza, diciéndole por ejemplo: No, eso es sólo lo que tú piensas. Que sepa que no está solo y que siempre puede pedir ayuda.

Cómo prevenir el ciberacoso

Por Patricia García

El ciberacoso o ciberbullying es un tipo de agresión psicológica, mentenida en el tiempo, que se lleva a cabo a través de las nuevas tecnologías. Por lo general,se incluye dentro de este tipo de acoso aquel en el que tanto las víctimas como los acosadores son menores. Es fundamental para evitar que los niños caigan en este tipo de agresiones que los padres conozcan las actividades de sus hijos en Internet, tanto en los ordenadores familiares como en los móviles y tablets, fomentando siempre el buen uso de las nuevas tecnologías y alertando de los peligros de una mala utilización.

Cuatro consejos para evitar el ciberacoso

La página web stopbullying.gov, perteneciente al Gobierno de Estados Unidos, ofrece varios consejos para los padres y familiares, que buscan evitar que los menores sean víctimas de este tipo de agresiones en la red:

1. Instalar programas para monitorear el comportamiento de los jóvenes en línea y decirles a los hijos que los padres tienen la responsabilidad de revisar sus interacciones cuando sea apropiado.
2. Enseñarles a los hijos a no compartir fotos o videos que podrían causarles problemas si los ven otras personas, especialmente desconocidos.
3. Seguir a los hijos en las redes sociales o pedirle a otro adulto de confianza que lo haga para estar al tanto de sus actividades.
4. Explicarles que es importante que informen a sus padres si son víctimas del ciberacoso para que puedan recibir ayuda.

Fuente: StopBullyin.gov

Consejos para tener éxito antes de entrar a la universidad

Por:  Mamiverse Team

Una preparación apropiada para la universidad, trabajar, viajar o ser voluntarios puede generar grandes recompensas para los chicos en preparatoria durante sus primeros años fuera de la casa. Más allá de saber cómo tener éxito en la preparatoria, construir buenos hábitos y ética laboral durante los últimos cuatro años de su educación previa a la universidad es una gran manera de aprovechar su tiempo. En el futuro, cuando tu hijo esté aplicando para la universidad o para un empleo, toda su experiencia previa le hará resaltar de entre los demás.

El famoso columnista Doug Larson dijo una vez: “El problema con aprender de la experiencia es que nunca te gradúas.” Como el dicho de que nunca puedes ser demasiado rico o demasiado delgado, tampoco puedes tener nunca demasiada experiencia. Aquí hay 12 consejos para tener éxito en la preparatoria y habilidades de vida para adolescentes para que empiecen a aprender como adelantarse antes de graduarse.

Habilidades sociales
Aunque tu hijo podría nunca ser un genio, sin habilidades sociales apropiadas, su inteligencia no le llevará a ningún lado. Saber cómo saludar, despedirse, decir gracias, por favor y mostrar respeto a
la autoridad lo llevará lejos.

Administración financiera
La administración financiera es una de las habilidades de vida más cruciales para los adolescentes. Ya sea que planees apoyar a tu hijo financieramente o esperes que consigan un trabajo para cubrir
sus gastos después de la preparatoria, necesitarán saber cómo administrar una cuenta bancaria, usar una tarjeta de crédito y empezar a construir un historial crediticio saludable.

Limpiar la casa
Las tareas de la casa como lavar la ropa, los platos, aspirar, cuidar de las mascotas o sacar la basura y limpiar son parte de ser un adulto responsable. Estas simples habilidades significarán mucho en el mundo adulto.

Alimentarse a sí mismos
Cocinar cosas básicas es tan importante como lo es saber cómo seleccionar la comida de la cafetería de manera balanceada. Somos lo que comemos y si le enseñas a tu hijo a preparar comidas nutritivas básicas será autosuficiente y estará lleno de energía.

Conseguir un trabajo
Ya sea que se trate de un trabajo de verano o enseñar inglés, no hay nada tan valioso como saber lo que es trabajar por dinero. Inculcar una ética laboral saludable en tu hijo pavimentará el camino para un futuro próspero, productivo y satisfactorio.

Hacer voluntariado

Una de las habilidades de vida clave para adolescentes es apreciar el servicio comunitario. La experiencia de trabajar por una causa y no por dinero, convertirá a los adolescentes en seres humanos conscientes y generosos. Les enseñará la alegría de dar.

Viajar

Ya sea que viajen por el país o se vayan al extranjero, permitir a los hijos viajar por cuenta propia, en un programa o con amigos, es una manera ideal de que aprendan muchas habilidades de vida en un período de tiempo condensado. Viajar expande tu mente y les enseña a los adolescentes cómo tener éxito en la preparatoria y en la vida.

Hablar en público
Levantarse frente a un público para hablar hará maravillas por la autoconfianza de tu hijo y lo preparará para manejar a una audiencia de extraños. Especialmente en esta edad en la que esconderse detrás de aparatos es la moda. Anímalo a unirse al grupo de debate, clase de baile, etcétera.

Administración de tiempo
La vida después de la preparatoria es mucho menos estructurada, así que saber cómo administrar tu tiempo es una habilidad súper valiosa. Para empezar, enséñales cómo priorizar, hacer listas de pendientes y evitar desperdiciar su tiempo.

Aprovechar sus recursos
Mientras sigan en la preparatoria, anímalos a tomar clases de preparación para la universidad en verano en materias que les interesen y habla con sus consejeros, maestros y entrenadores tanto como sea posible. Las entrevistas informativas con expertos en un campo que les interese son una manera ideal de expandir sus horizontes.

Aprovechar las redes sociales
Aprender a promoverse a sí mismos a través de las redes sociales es una de las habilidades de vida más valiosas para los adolescentes y una buena manera de hacer una red de contactos. Enséñales cómo serán percibidos por las grandes audiencias de afuera.

Desarrollar enfoque y concentración
La facilidad de distraerse es resultado de exceso de estímulos viniendo a nosotros de todas partes en la actualidad. Enséñale a tu hijo a bloquear al mundo en una biblioteca o en su escritorio para establecer una meta y enfocarse en ella hasta lograrla. Esta es la clave del éxito.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Email this to someone