Editorial Febrero 2012

0
86

Entre la educación y el amor
El sector educativo de nuestro país vive una crisis que venimos arrastrando desde hace varias décadas.Los indicadores más recientes de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) nos colocan en los últimos lugares de treinta países evaluados a través de pruebas en las que los estudiantes mexicanos poseen el más bajo nivel educativo.Según sus propios términos: “son incapaces de resolver problemas elementales”;y qué se podía esperar de un país como el nuestro, que invierte en primaria sólo 2.3% del Producto interno bruto (PIB)cuando el promedio de la OCDE es de 8.9%. En secundaria es de 2.7%, cuando la media es de 7.8%, mientras que en el sector universitario sólo alcanza un 4.5%, comparado con 9.5% de la mayoría de los países miembros de esta organización, según informa el INEA.
Un derecho constitucional básico: “educación libre, laica y gratuita”en nuestro país deja mucho que desear. La lucha entre sindicatos y gobierno, cuya finalidad principal es el control y manipulación de los maestros con fines electoreros y no la calidad de educación que reciben los jóvenes de nuestro país,y una sociedad civil apática que no puja por un cambio trascedente, son los culpables del estancamiento que se vive en este ámbito y que afecta no sólo la educación de millones de niños y jóvenes, sino que trunca las oportunidades de crecimiento y desarrollo económico de los mexicanos en el corto y en el largo plazo.
Ante este triste pero real panorama, los mexicanos que pueden permitirse invertir en la educación de sus hijos prefieren escuelas privadas para asegurarse una mejor calidad en cuanto a instalaciones, maestros capacitados, materias y actividades extracurriculares, entre un largo etcétera. Los tiempos han cambiado y con esto debe cambiar la educación: hoy requerimos que nuestros hijos estén mejor capacitados para enfrentar los retos de un mundo globalizado, y por esta razón nosotros, como padres, debemos ir un poco más adelante y buscar establecimientos educativos que permitan a nuestros hijos ampliar su mente hacia los cambios del mundo, de manera que aprendan a ser parte de ellos.
La cuestión económica es un factor determinante para elegir un colegio. No se vale escatimar recursos en la educación de nuestros hijos. El colegio representa su segundo hogar, el lugar donde los niños y las niñas pasan la mayor parte de su vida formativa para llegar a ser los adultos del mañana.Por ello, en este especial de educación 2012 te presentamos una guía práctica para hacer una pre selección del colegio ideal para tu familia, así como un resumen sobre las características más importantes de los principales colegios de Puerto Vallarta y Bahía de Banderas. Además, en Vip, no podemos dejar pasar desapercibido el día de San Valentín, por lo que en Rank te presentamos a los políticos y el amor, mientras te deseamos un amoroso y feliz día de San Valentín.
Between Education and Love
Our country’s education sector is going through a crisis that has been dragging on for several decades. OECD’s (Organization for Economic Cooperation and Development) most recent indicators put us at the bottom of thirty countries reviewed. According to its studies, Mexican students have the lowest level of education. “They are unable to solve basic problems.” According to reports from INEA (Mexico’s National Institute for Adult Education), our country only invests 2.3% in elementary schools, while the OECD average lies at 8.9%. For junior high schools it is 2.7%, when the average is 7.8%, while the University sector reaches only 4.5%, compared to 9.5% for the majority of members of this organization.
The basic constitutional right in our country of “independent, secular and free education” leaves a lot to be desired. Apathetic citizens, who do not push towards a transcendental change, and the fight between trade unions and Government, whose main purpose is to control and manipulate teachers during elections instead of increasing the quality of education given to young people in our country, are to blame for the standstill undergoing our country, affecting not only the education of millions of children and young people, but also opportunities for economic growth and development.
Faced with this sad but true panorama, Mexicans who can afford to invest in their kid’s education, prefer private schools to ensure a better quality in terms of facilities, qualified teachers, subject matters and extracurricular activities. Since times have changed, education needs to change as well.
Nowadays it is necessary for our children to be better educated in order to meet the challenges of a globalized world. Therefore we as parents have to gear ourselves up and look for an education that will allow our children to expand their mind concerning all the changes in the world and how they can be part of them. The financial aspect is a determining factor for choosing a school and it is not okay to cut resources for the education of our children. Schools represent a second home, a place where kids spend most of their formative years and learn to become tomorrow’s adults.
This special 2012 Education section presents a practical guide to pre-select the ideal school for your family, offering an overview of the most important characteristics of the main schools in Puerto Vallarta and Bahía de Banderas.
At Vip we cannot let Valentine’s Day go by unnoticed, therefore Rank features politicians and love.
We wish you a happy Valentine’s Day.