Eternamente Bellas

0
330

La búsqueda de la belleza o la conservación de la misma continúan siendo parte importante del día a día en nuestras sociedades.
La primera recomendación, siguiendo estas metas, es mantener un estilo de vida activo, el ejercicio regular y evitar fumar nos mantendrá saludables, lo que se reflejará en nuestra apariencia.
Pero, ¿de qué manera podemos mejorar aún más nuestra apariencia? Además del uso de cremas hidratantes y protectores solares, los métodos no invasivos que pueden usarse en el consultorio de un cirujano plástico especializado son las toxinas botulínicas (Botox o Dysport) que han probado su eficacia y seguridad a lo largo de años de uso.
Actualmente los usos del Botox se han extendido a más zonas como las arrugas de los labios, para “levantar” un poco el centro del labio y mejorar las “bandas “ en el cuello.
Para las arrugas muy finas que dan un aspecto “dehidratado” de la piel, se cuenta con un tipo de Ácido hialurónico que no se utiliza como relleno tradicional, sino que, aplicado en varias sesiones, ayuda a restaurar la colágena de la dermis y con ello a disminuir esas líneas finas.
Para la apariencia de ojos hundidos o para las personas que tienen los pómulos “aplanados” también hay compuestos de Ácido hialurónico que se utilizan para aumentar el volumen durante periodos relativamente largos, pero sin los riesgos que ofrecen los llamados rellenos “permanentes”, los cuales debieran ser evitados (no existe al momento un relleno permanente que haya probado suficiente seguridad biológica).
Finalmente, la lipoescultura también de mejillas y cuello así como los autoinjertos de grasa del propio paciente siguen siendo una alternativa eficaz en la mejoría de la apariencia de la cara, aunque estos requieren algunos procedimientos quirúrgicos menores o medianos y solo debieran ser realizados por cirujanos plásticos certificados.
Dr. Miguel Ángel Saldaña
Cirujano Plástico Certificado
Board Certified, Member of ISAPS
(International Society of Aesthetic Plastic Surgery)