LA COMPETITIVIDAD EN DESTINOS TURÍSTICOS DE MÉXICO

0
112

EN-LA-OPINIÓN-DE-DR.-JAVIER-HD1
 
Recientemente me tocó participar, en coautoría con el Doctor Pablo Sandoval Cabrera, en el VIII Congreso de la Red Internacional en Competitividad, que se llevó a cabo los días 12,13 y 14 de noviembre en Puerto Vallarta. El trabajo que presentamos hizo referencia a los Niveles de competitividad en destinos turísticos de México, cuyo objetivo era mostrar, la correlación entre  competitividad y calidad de vida en nuestros destinos turísticos.
En principio, podemos decir que los estudios que se han realizado para evaluar los impactos económicos del turismo arrojan resultados positivos entre desarrollo turístico y crecimiento económico. Pues según la SECTUR (2010) la contribución del turismo a la generación de riqueza a nivel nacional ronda el 8 por ciento  del PIB y en algunos Estados y municipios del país su contribución es mayor.  Es el caso de Quintana Roo, en donde representa el 48 por ciento del PIB estatal; Baja California Sur con cerca del 30 por ciento; Nayarit, Guerrero y Sinaloa entre 17 y 13 por ciento.  En tanto que para cerca de 10 estados, entre los que se encuentra Jalisco, significa entre el 5 y 10 por ciento en la generación de riqueza.
Al abordar el análisis de los destinos turísticos de México y en particular los principales destinos de playa que destacan por su importante actividad económica, como Acapulco, Cancún, Los Cabos, Mazatlán y Puerto Vallarta, se constata cierta relación positiva entre competitividad y niveles de bienestar. Según el índice de competitividad de ciudades de México y el IDH que elaboró el Programa de las Naciones Unidad para el Desarrollo (PNUD), para el año 2010 se puede observar que el indicador más bajo de mortalidad lo tiene Los Cabos (19.67), seguido de Cancún, Mazatlán, Acapulco y Puerto Vallarta.
El índice más alto de cobertura de salud, lo tiene Cancún (0.8565) seguido de Mazatlán, Los Cabos, Acapulco y Puerto Vallarta. En alfabetización, Los Cabos y Mazatlán ocupan el primer lugar con 96.06 de su población alfabetizada, muy cerca de ellos se ubican Puerto Vallarta y Cancún con más de 95% de alfabetización, estando a la zaga Acapulco con un porcentaje de 89.53%, nivel bajo si consideramos que la media nacional rebaza el 95%.
El Ingreso personal promedio anual en dólares americanos es de 12,600 para Los Cabos, 12,339 para Cancún y 11,241 para Mazatlán, ocupando respectivamente los 3 primeros lugares en ese rubro. Acapulco presenta el mayor rezago con 6,999 y junto con Puerto Vallarta, con 8,777 se encuentran por debajo de la media nacional que ronda para el año 2010 los 9,700 dólares.
El más alto nivel de pobreza en general lo tiene Acapulco con 51.66% de su población, seguido por Puerto Vallarta con 45.52%. El mejor posicionado es Cancún con apenas 8.74% de su población.
En cuanto ingresos, Puerto Vallarta es el peor posicionado, pues el 56.06 de su población tiene ingresos inferiores a la línea de bienestar,  contra 55.80% de Acapulco.
 
En general, la competitividad debe ser concebida como una tarea social, por tener implicaciones importantes en la calidad de vida y el bienestar de las personas.  Por ello, la competitividad no solo es responsabilidad de las empresas sino de los  gobiernos, en tanto que en su determinación  participan muchos otros elementos contextuales como el mercado, las políticas medioambientales, sectoriales, de gobernanza y de políticas públicas.  La competitividad sólo tiene sentido en la medida en que  contribuya a la ampliación de las oportunidades de participación social y mejora de la calidad de vida  y, por tanto, al abatimiento de la pobreza y la exclusión en cualquiera de sus formas.
Jueves 20 de noviembre de 2014