Campoverde; ¿Por qué nos decimos familia?

0
86

Para quienes llegan a formar parte de Campoverde por primera vez, es común que llame su atención el concepto de familia que se vive en nuestra Institución.
Y veamos: si volvemos a leer desde el principio, a lo mejor no notamos nada raro, pero, es muy diferente estar en Campoverde, a “formar parte de Campoverde”. De la misma manera, podríamos hablar del concepto de familia que se tiene en la institución, pero nosotros decimos, “el concepto de familia que se vive en la institución”.
Formas parte de Campoverde, no estás en Campoverde. Y vivimos un concepto de familia, no tenemos un concepto de familia, porque sí, nos gusta llamarnos familia, pues es congruente con la manera como nos sentimos. Y ser “Mamá Campoverde”, o “Papá Campoverde”, es muy diferente a tener a tus hijos en un Colegio que lleva ese nombre.
Definitivamente, nuestra principal fortaleza no es física o tangible. Los edificios y las instalaciones cuentan, y nos esmeramos por cuidar los detalles, pero nos distingue algo más. Y aunque contemos con el capital intelectual y la experiencia de 35 años, nuestra trayectoria importa, pero no es nuestro pasado lo que nos convierte en una valiosa opción presente.
Y la calidad de la operación, más las certificaciones en torno a nuestro modelo ratificado internacionalmente, pueden garantizar que se lograrán los objetivos fijados, lo cual es vital, pero tampoco, es lo más importante.
Lo que más nos importa es cómo se sienta cada quien cuando forma parte de esta Gran Familia. Lo que más nos interesa, es que al final del día sepas que en Campoverde importas, cuentas, y eres una pieza clave. A lo mejor es complicado de entender, pero no nos preocupa. La experiencia nos ha enseñado que, para entender a Campoverde, hay que vivirlo, y estamos a punto de iniciar…
¡Bienvenidos a nuestra Gran Familia, ya podrás saber porqué nos llamamos así!