La enfermedad Paradontal

0
151

En la edad adulta la enfermedad parodontal y su compañera la caries dental concursan en reñida competencia por obtener el primer lugar como causantes de la pérdida de piezas dentarias.
Es la enfermedad del parodonto o periodonto y vamos a usar éste vocablo de manera indistinta ya que son sinónimos.
El periodonto lo constituyen todas las estructuras que rodean al diente (del griego peri=alrededor y odontos=diente ), que son las que lo sujetan y mantienen en su lugar: la encía y las fibras parodontales.
La encía es la cubierta mucosa que forra al hueso y está adherida alrededor de los dientes. Está unida al diente por lo que se conoce como inserción epitelial. Esta inserción se localiza en la zona donde el diente se encuentra con la encía formando un pequeño surco en toda la periferia del diente.
Las fibras parodontales son los ligamentos que unen a lo que constituye la raíz del diente y al hueso que los contiene. Estas fibras también son amortiguadores que evitan el impacto de las fuerzas masticatorias al hueso y a su vez son sensores que ayudan a regular las fuerzas de la masticación.
¿Cómo se origina la enfermedad parodontal?
Para que se de la enfermedad parodontal se requieren varios acontecimientos que van encadenados: malos hábitos de higiene-acumulación de residuos alimenticios entre la encía y el diente – a partir de éstos residuos se forma una placa que aloja a las bacterias que se conoce como placa bacteriana – las encías se tornan rojas y sangran con facilidad –se inicia la formación de sarro – se inflaman las encías – las encías para defenderse se retraen dejando más espacio entre la encía y el diente – éste nuevo espacio se llena de sarro – la encía de nuevo se retrae – el hueso también empieza a retraerse porque no puede vivir sin su cubierta de encía.
Desde el tercer estadío de la enfermedad parodontal se producen olores capaces de desanimar a cualquier amistad, pretendiente, novio o amante, a tener una conversación cercana (aliento noqueador). Se repite el proceso inflamación-retracción-nuevo sarro y pérdida de hueso- se pierde tal cantidad de hueso que el diente ya tiene poco soporte – el diente empieza a tener movilidad – la pérdida de hueso y la infección afectan a los otros dientes vecinos – como último eslabón de la cadena de acontecimientos sucede la pérdida de las piezas dentarias.
¿Cómo evitar la enfermedad parodontal?
Visite a su dentista con regularidad para que le practique una limpieza dental en la que se elimine placa bacteriana y sarro, le enseñe una buena técnica de cepillado y le de seguimiento a la conservación de su salud oral.
Hasta la próxima.
Dr. Octavio González
Clínica Avant Garde
Direccción Cerrada de Cardenal 227 Fracc. Aralias
Puerto Vallarta, Jal. Tel. (322) 224 0243