PERSPECTIVAS DEL TURISMO 2014

0
75


Javier Orozco Alvarado.
Doctor en Economía Internacional y Desarrollo Económico.
Ex rector del CUC. Vicepresidente de Estudios para el Desarrollo de la Costa Norte, Fundación Colosio, Jalisco.
El 2014  comenzó siendo un buen año para la actividad turística en México, pues casi todos nuestros principales destinos de playa mostraron niveles de ocupación cercanos al cien por ciento. En particular, según informes oficiales, Los Cabos y Puerto Vallarta fueron los destinos más favorecidos durante el periodo vacacional de invierno.
Aunque, sin lugar a dudas, la promoción turística juega un papel muy importante en la proyección de un destino, existen otros factores externos que pueden influir significativamente en la afluencia  de turistas hacia los centros vacacionales;  como pudieron haber sido las inclemencias del clima en los Estados Unidos y Canadá o la relativa recuperación que ha venido mostrado la economía norteamericana.
Hasta ahora, el principal mercado para destinos turísticos como Los cabos y Puerto Vallarta han sido nuestros dos vecinos del norte, por lo que este sector dependerá de manera muy importante del comportamiento macroeconómico de la economía mexicana o de la recuperación económica que logre alcanzar  para este año la  economía norteamericana.
Según cálculos del Fondo Monetario Internacional, se pronostica que la economía norteamericana podría crecer un 2.7% durante este año; crecimiento ligeramente superior al 1.5 que alcanzó durante 2013, lo que podría favorecer una importante afluencia de turistas del norte hacia nuestro país en los próximos años.
Aunque es una realidad que nuestro sector turístico depende estrechamente del comportamiento de la economía de los Estados Unidos, al igual que el resto de nuestros sectores; seguramente, lo que hagamos en el futuro por mantener nuestros equilibrios macroeconómicos o por diversificar nuestros mercados será fundamental.
Tanto las autoridades federales, como las autoridades de turismo en nuestro estado, han estado realizando grandes esfuerzos por ampliar el tamaño del mercado, mediante una serie de estrategias. Por un lado, tanto el presidente de la república, como la titular de SECTUR, se han enfocado a promocionar este sector a nivel internacional,  destacando acuerdos y reuniones con naciones como Italia, España, Sud África y otros países de la región Asia-Pacífico y; por otro, en Jalisco, se han estado promoviendo alianzas estratégicas con nuestros estados vecinos en la región occidente (Nayarit, Colima y otros), para promover el turismo en la región y sus atractivos locales a nivel internacional.
Vale la pena resaltar que la SETUJAL y los empresarios locales de nuestra entidad, se han enfocado en una  persistente estrategia de promoción del potencial de nuestro Puerto turístico, tanto de sus atractivos naturales, como de su rica y  variada gastronomía. Seguramente, de seguir con este esfuerzo, pronto estaremos viendo a las autoridades desarrollar grandes proyectos para rescatar el rico patrimonio edificado de esta región turística, así como la promoción de inversiones en los distintos campos del turismo alternativo.
Es verdad que se están realizando grandes esfuerzos por impulsar un mayor desarrollo de este sector, en tanto que se ha convertido una de las actividades económicas que mayores ingresos de divisas genera a nivel nacional. Pero, habría que considerar, que esta actividad es también una de las más volátiles, que puede verse alterada, no sólo por factores medioambientales sino también por las turbulencias económicas nacionales o internacionales.
Aunque las expectativas de los agentes económicos y el gobierno son muy optimistas, por la confianza que las reformas estructurales podrían significar para atraer Inversión Extranjera Directa (IED) en el corto plazo; lo cierto es que esta circunstancia puede derivar en una apreciación del tipo de cambio peso-dólar, que se vería reforzada por la alta inflación de 4.7% que se prevé para este año, lo cual podría llegar a afectar significativamente la afluencia de turistas extranjeros hacia México.
Aunque no existe todavía certidumbre, de si creceremos en México a tasa de 3.9 o del 1.5 para 2014; la realidad es que nuestro crecimiento tendría que orientarse hacia el mejoramiento de nuestras ventajas competitivas para mejorar la productividad en todos nuestros sectores, incluido el turístico, para poder hacer frente a los nubarrones que podría generar la turbulencia macroeconómica que se avecina. Por lo demás, celebremos que nuestras autoridades de turismo sigan haciendo su mayor esfuerzo por sacar a flote este sector que se hundió desde 2009 y que apenas está viendo nuevamente una posible recuperación a partir de este nuevo año.