UN DEBATE ENTRE LA ECONOMÍA CONVENCIONAL Y LA ECONOMÍA CRÍTICA.

0
112

economia
Javier Orozco Alvarado
Hoy quiero ofrecer a ustedes la reseña de un libro que acaba de aparecer en el mercado, que se intitula ¿PARA QUE SIRVE realmente …? LA ECONOMÍA, de Miren Etxezarreta, de Editorial Paidós.
Esta primera edición apareció en octubre del 2015 en España; aunque desconozco si ya se encuentra en las librerías de México.  Lo que sí puedo decirles es que la autora siempre se ha destacado por ser una activista en el ámbito de las ciencias sociales y, en particular, en el de la economía política.
Hace más de veinte años, durante mi estancia en Barcelona, con motivo de mis estudios de doctorado, tuve la oportunidad de participar en los Seminarios de Economía Crítica que ella coordinaba en la Universidad Autónoma de Barcelona. Además de haber sido prácticamente su discípulo, nos hicimos grandes amigos; círculo del cual formaban parte también el Doctor José Luis Calva de la UNAM y el Doctor Adrián de León de la Universidad de Guadalajara.
Tal como se detalla en el propio libro, la Doctora Miren Etxezarreta, ha sido en España una incansable promotora de la crítica de la economía convencional y formadora de economistas críticos sobre los temas económicos de actualidad.
De hecho, en este nuevo libro, la autora aborda el estudio de la evolución del pensamiento económico, así como la relación de la economía con la expresión de los diversos intereses sociales. Para ello analiza la historia del pensamiento de la Economía Convencional, desde los clásicos hasta los keynesianos y desde los neoclásicos hasta los neoliberales.
En su recorrido histórico, teórico  y conceptual aborda también lo que denomina las corrientes de la Economía Crítica, que van desde la Economía Institucional hasta los economistas del pensamiento crítico de Italia como Piero Sraffa, Garenganini, Salvadori y otros; hasta los marxistas.
El libro, como es obvio, no deja de lado el análisis de la Economía real del siglo XXI; por lo que aborda los temas que tienen que ver con el capitalismo actual, su expansión y el fenómeno de la globalización.
En su tarea de interpretación de la economía del mundo actual analiza la expansión del capital financiero, los paraísos fiscales o centros financieros, la nueva organización de las empresas, el papel que juega el Estado y las instituciones económicas internacionales en la economía contemporánea.
Después de todo un recorrido teórico sobre las distintas corrientes del pensamiento económico, así como del análisis empírico de la economía real en el siglo XXI, la autora cuestiona la valides de la Ciencia Económica para explicar los complejos fenómenos económicos de la sociedad. Sobre todo porque sugiere que “no existe una disciplina y todavía menos una ciencia – la Economía – que suponga una interpretación precisa y monolítica de la realidad.
La autora de este libro sugiere que la Economía no alcanza el carácter de ciencia porque no es una disciplina neutral; sino más bien “un potente instrumento de justificación de determinadas orientaciones de actuaciones políticas y sociales que afectan de forma distinta a las distintas clases sociales…” En tal sentido, considera que la economía de mercado o sistema capitalista se sirve o busca una ciencia [como la Economía] que se adapte a sus necesidades  lo legitime, lo potencie y lo direccione; por eso, enfatiza, que “El pensamiento económico, como tantas otras cosas, es fruto del poder económico de cada época.
Por eso, destaca que “la teoría económica convencional sirve, principalmente, de cortina de humo que oculta la verdadera naturaleza de los problemas económicos…”; aunque “muchos de  ellos [los economistas] no son conscientes del verdadero papel que juega su profesión.”
Según la autora, “La Economía Critica puede ir mucho más a fondo que la Convencional en desvelar lo que supone esta sociedad, pero tampoco plantea como habría de ser una sociedad basada en parámetros radicalmente diferentes de capacidad de decisión, igualdad y justicia…”; pero,  por mucho que pueda hacer el mejor análisis económico critico de esta sociedad, tampoco, la Economía Crítica ha resuelto los problemas de fondo de la misma.
Sólo quiero concluir este artículo destacando que este libro es una interesante provocación intelectual no sólo para los economistas, sino también para los científicos sociales en general. A mi entender, tanto la Economía Convencional [Teoría Económica] como la Economía Crítica [Economía Política] son disciplinas ambas de la Ciencia Económica; pero… usted qué opina????
Jueves 14 de enero de 2016