¿Ya no es importante “La Maestra”?

0
271

Por: Luis Reyes Brambila
La terminación de la alianza que habían acordado los del PRI con el partido de los maestros sindicalizados, PANAL, manejado por la legendaria “Maestra Elba Esther”, ha causado sorpresa e inquietud.
Las preguntas más escuchadas desde que corrió la noticia: ¿Perdió importancia “La Maestra”¨? ¿No la necesitará el PRI para llegar a Los Pinos? ¿Se trata de una señal para “La Maestra”?
Esas y otras preguntas son validas, desde el momento en que Elba Esther, es factor definitivo para que uno u otro partido ganaran la elección. Vicente Fox que presumía de aborrecer todo corporativismo, sindicalismo político y manoseo de urnas, la necesitó, la consintió y le cumplió todas sus exigencias.
Felipe Calderón igual la necesitó y pacto. En un momento determinado trato de deslindarse del acuerdo, pero inmediatamente “La Maestra”, en un acto de mostrar musculo político, públicamente dio a conocer los acuerdos, respecto a la Lotería Nacional, a la Secretaria de Educación y lo demás.
“La Maestra” atacada por los medios, tiene una fuerza real: el sindicato más grande de América Latina, con injerencia no solo en el sistema escolar, sino en el sistema político.
Ese sindicado de maestros es reconocido en lo político, como definitivo, tanto como promotores de candidaturas como y sobretodo, como operadores en las elecciones. Estando en todo el país y hasta en los más remotos rincones, con influencia innegable por su actividad en comunidades pequeñas y medias, los del sindicato no tienen paralelo en los momentos electorales.
Por lo menos eso se suponía, hasta hace unos meses, cuando “La Maestra”, aliada al PAN en Michoacán, no pudo salvar de la derrota a la hermana del Presidente Calderón. Perdió su fama de invencible e imprescindible, parece que eso influyo en la ruptura de la alianza que comentamos.
Tenemos que recordar que el actual PRI no solo se alió con Elba Esther y su partido. La unidad fue a tal grado que un importante elemento de Elba Esther, el ex gobernador Humberto Moreira, fue colocado como presidente nacional del PRI. En esa posición él llamo a maestros de su sindicato para mandos en todos rumbos, pero también hizo los acuerdos de qué posición para quien”, con el Partido Verde y con el PANAL, de Elba Esther.
Moreira no resistió la intensa campaña contra su persona por la reciente gestión en el gobierno de Coahuila. Tuvo que renuncia a la presidencia del PRI y fue substituido por un elemento del senador Beltrones, es decir por Pedro Joaquín Corwell.
Cuando Pedro Joaquín se pone a cumplir la idea clave: todos y todo para que el PRI retorne a Los Pinos”, se encuentra en los Estados con que la voluntad de los del PRI a ceder ante la necesidad clave de recuperar Los Pinos era grande, pero también la inconformidad, porque a la maestra Elba Esther se le habían dado posiciones importantes a montón, en perjuicio de los leales priistas.
Esta situación llevo a meter a los del PANAL, también a las negociaciones, para que cedieran en aras de un equilibrio y unidad necesarias para ganar “la grande”.
No debió encontrar el nuevo presidente del PRI apertura de parte de los aliados. De otra forma no se hubiera dado la separación.
El PRI debió sopesar si contaba con elementos capacitados en todo el territorio nacional para ganar la elección no solo “sin el sindicato de maestros”, sino que compitiendo con Elba Esther.
La respuesta a la que llegaron, debió ser que sí pueden con lo tienen y que están muy motivados, excesivamente seguros de la victoria.
Ahora falta ver si “La Maestra”, por primera vez manda a la lucha solitaria a su partido, se alía con el PAN o busca a López Obrador.
Conforme la anterior explicación, no caben las preguntas respecto a si “La Maestra” recibió aviso de que prepare maletas o que “La Maestra” esté perdiendo el control del Sindicado o que el Sindicato deje de ser todo lo importante que es en nuestro país. Los hechos no permiten suponer que de eso se trate.
Respecto a si el PRI se debilita, eso dependerá de cuanto le estaba afectando la mala imagen de “La Maestra” y de que tengan operadores, no de ese Sindicato, para operar en las casillas.
Y por supuesto que es de suponer que los elementos de “La Maestra” que operaban en el PRI, habrán de reintegrarse al PANAL, para esperar lo que sigue.