10 consejos para que tus hijos coman frutas y verduras

0
99

Dr. Fco. Javier Ortiz Aceves
Pediatra
Es difícil lograr que tus hijos coman verduras y frutas, lo principal es que debes iniciar desde la ablactación (inicio de alimentos diferentes a la leche desde los 4 o 6 meses) con verduras y frutas, y posteriormente cereales, derivados de la leche, carne, leguminosas, etc. Asimismo, deberás ingerir estos alimentos como ejemplo para  tus hijos, incluso aquellos que no te agradan.

  • Comienza a disfrutar estos alimentos, si ellos ven que te agradan y les explicas sus beneficios será más fácil que las incluyan en su dieta sin protestar.
  • Ten siempre en casa verduras de colores brillantes y apetitosos.
  • Invítalos a comprarlas, los almacenes las presentan siempre con mucha luz, lo que las hace atractivas a la vista.
  • Permíteles que te ayuden en la elaboración de platillos que incluyan verduras, por ejemplo pueden preparar juntos ensaladas, o pizzas elaboradas con Thins Integral con vegetales.
  • Sugiere a los padres de sus compañeros de escuela que al menos un día a la semana todos incluyan en las loncheras verduras, a la mayoría de los niños les gusta comer lo que tienen sus amigos.
  • Prepara verduras que puedan comer con las manos, por ejemplo: elote, brócoli, tiritas de zanahoria o pepino.
  • Agrega quesos crema, salsa teriyaki, chamoy, chile piquín, les cambia el sabor.
  • Hazlas más atractivas.Córtalas en cuadritos, insertarlas en palitos, has brochetas asadas, dibuja en su plato caras, paisajes o animales, este truco fijará la atención del niño en la figura y no en el alimento.
  • Utiliza cada día distintas verduras. En nuestro país disponemos de una gran variedad.
  • Cocínalas de distintas maneras, no solo la típica ensalada de lechuga y jitomate que no les resulta apetitosa.

Las frutas y verduras son alimentos que constituyen una importante fuente de vitaminas, minerales, agua, fibra y antioxidantes. Su consumo es necesario pues contribuyen a la salud de toda la familia, ya que ayudan a reducir el riesgo de enfermedades como estreñimiento, hipertensión, dislipidemias, e incluso de ciertos tipos de cáncer.  Consúmelas todos los días.