LA POTENCIALIDAD DE VALLARTA EN TURISMO ALTERNATIVO

0
101

 
Javier Orozco Alvarado
El Turismo Alternativo, es una rama o segmento de la actividad turística que a lo largo de  su historia ha sido practicado, en una modalidad u otra, por todos los turistas del mundo. Sobre todo porque es una actividad que está estrechamente vinculado a la hotelería, la restauración, la salud y las diversiones. La diferencia de esta práctica con respecto a otros segmentos de la actividad turística, como el tradicional turismo de ocio, cultural y  de reuniones, es que, por décadas, no ha sido lo suficientemente promovido ni ha recibido el suficiente apoyo.
A pesar de su importancia, este segmento de mercado de la actividad turística, comienza apenas a ser considerado como un producto que puede llegar a contribuir no sólo a la generación de empleos o ingresos en este sector, sino también al desarrollo económico sustentable de las comunidades locales; particularmente ahora que existe cada vez una mayor preocupación de la comunidad internacional sobre la explotación incontrolada de nuestros recursos naturales, de los daños ambientales que ocasiona la actividad turística, la amenaza creciente sobre la biodiversidad en el planeta y los riesgos que conlleva el cambio climático para las generaciones futuras.
En general,  el Turismo Alternativo representa una actividad turística que agrupa principalmente actividades como el turismo rural,  de naturaleza, ecológico, de aventura,  de salud, médico, temático y grastronómico, entre otros.  Su principal característica, es que es una actividad respetuosa del medio ambiente, que aprovecha racionalmente los recursos naturales y mantiene una relación  muy estrechamente complementaria  con otros segmentos de la actividad turística.
Desafortunadamente, no todos los países del mundo tienen las mismas posibilidades de aprovechar económica y socialmente este segmento de la actividad turística, pues no todos cuentan con abundancia de recursos naturales, como bosques, selvas, montañas, ríos, volcanes, aguas termales, biodiversidad, riqueza gastronómica, historia, tradiciones  y comunidades ancestrales. Por esa razón, un destino como Puerto Vallarta y todos los municipios de la región de la Costa Norte de Jalisco, tienen en sus manos una gran posibilidad para especializarse en cualquiera de estos segmentos de la actividad turística y aprovechar su actual potencial turístico de sol y playa.
A diferencia de nuestro país, que cuenta con abundantes recursos naturales, las grandes potencias del turismo mundial han tenido que optar por impulsar segmentos como el turismo cultural, de ocio, de reuniones, lúdico o inventar una variada oferta moderna de servicios turísticos que les permita  la especialización y una mayor diferenciación para aprovechar las bondades de la actividad turística.
En el turismo, al igual que en cualquier otro mercado de bienes y servicios, la diferenciación de productos es fundamental; pues en el mercado no podemos vender todos lo mismo y mucho menos en los mercados mundiales.
En México tenemos todo para desarrollar productos turísticos  que se han practicado desde la antigüedad y que hoy frente al mundo están siendo una novedad; los mercados han evolucionado y han alcanzado tal desarrollo que ahora la gente valora la necesidad de  volver a tener acceso a las costumbres,  a las  forma de vida,  de esparcimiento, de convivencia que existieron en el pasado, que vivieron nuestros ancestros y que ahora necesitamos para mantener vivo el planeta, nuestras costumbres y nuestras tradiciones.
Por eso  es importante desarrollar nuestro ingenio, nuestra creatividad y nuestros conocimientos para desarrollar actividades turísticas alternativas como lo están haciendo en Latinoamérica países como Portugal, Argentina, Costa Rica o  Perú, entre otros.
Apostémosle en México a convertirnos en una potencia mundial en Turismo Alternativo, no tenemos por qué ofrecer lo mismo que  Estados Unidos, Francia o España.  Tenemos la oportunidad de ser diferentes, de especializarnos en lo que sabemos hacer y desarrollar todo aquello que tenga que ver con lo que tenemos.  Tenemos los recursos naturales y  humanos y la  oportunidad en nuestras manos, pero también se requiere del apoyo de nuestros distintos niveles de gobierno para impulsar esta actividad que tiene mucho futuro en nuestra región y nuestro estado.
Jueves 3 de julio de 2014