Octubre 2011 Rafael Yerena

0
86

RAFAEL YERENA ZAMBRANO
El político más influyente del priismo jaliscience, diputado federal y líder de la CTM, ha consagrado su vida al trabajo desde niño: fue campesino, jornalero, ayudante de mecánico, mozo, garrotero, ayudante de mesero, mesero hasta alcanzar el rango de capitán, meitre en su querido Puerto Vallarta y se declara orgullosamente jalisciense. Nació Mirandillas, Municipio de Mascota y, luego de ascender desde los puestos más humildes hasta el liderazgo que ahora detenta, nos brinda esta semblanza con enorme sencillez.
A la par de su incesante carrera política se dio el tiempo para culminar la carrera de contador privado, arsenal académico con el que llegó a ser Diputado Federal Plurinominal correspondiente a la primera circunscripción en la H. Cámara de Diputados, LXI Legislatura, que comprende los Estados de Jalisco, Nayarit, Sinaloa, Durango, Chihuahua, Coahuila, Baja California y Baja California Sur.
“Mi realización política plena, nos comenta, ha sido en el ámbito sindical, en la representación obrera, del lado de los trabajadores de Jalisco, del lado de los trabajadores de la Costa Norte; mi vida, dedicada al trabajo, me ha permitido compartir los mismos intereses de los trabajadores y de las clases más necesitadas. Mi labor sindical me ha permitido tener el honor de recorrer todos los cargos de las representaciones gremiales”.
Estamos frente a un cetemista de muy buena cepa y, desde siempre, un priísta convencido y convincente, orgullosamente comprometido con las causas sociales y con el Partido Revolucionario Institucional, en el que he sido Consejero Nacional, Estatal y Municipal.
“He tenido dos grandes privilegios: formarme en las luchas sindicales bajo la conducción y las sabias enseñanzas del gran líder obrero Don Heliodoro Hernández Loza (1898-1990), y haber recibido la responsabilidad de encabezar a la CTM en el Estado de Jalisco, una organización homogénea y de lucha en defensa de los trabajadores de Jalisco, que constituye el bastión sindicalista que ha sido la base de las ejemplares relaciones obrero-patronales que han propiciado un ambiente de respeto, entendimiento y armonía con justicia social, que tanto ha contribuido a la estabilidad que caracteriza y distingue al Estado de Jalisco”.
Don Rafael Yerena Zambrano ha guiado su encargo sindicalista con eficiencia, dignidad y gran visión; su actividad partidista ha sido incluyente y en todo el estado, reactivando a los gremios cetemistas y a la militancia priista.
Como él mismo afirma: “no es lo mismo ser político que hacer política, y yo me dedico a lo segundo”, caracterizándole una franqueza difícil de encontrar en estos ámbitos, lo que le ha ganado muchos amigos y enemigos, como a todo buen líder que vela por los intereses del grupo que representa, mas allá de intereses personales, garantizándole mucho más victorias que derrotas en su quehacer y, por supuesto, todavía un gran porvenir en el activismo político.